"después de tanto tiempo trabajando con la muerte he llegado a la conclusión de que la muerte no existe,  que la vida se transforma y cambia de forma.  Es el concepto alquimista: no hay resurrección sin pudrición.  Creo que en la pudrición también hay vida, solo que es otro tipo de vida.  La muerte como  cosa estática evidentemente no existe, es una especie de ciclo entre la vida y la muerte que se transforma continuamente y  tiene una estética muy hermosa."