"yo ataco la inmoralidad de la moral. Mucha gente me considera antireligioso;  yo me considero profundamente religioso.  Creo que tocando los códigos esenciales de la religión uno logra meter el dedo en la llaga y  cuestionar. Si una persona se siente molesta, me parece bueno que se sienta molesta y trate de regresar a los códigos originales de las imágenes en las cuales cree."